Muertos de frío

Hace un par de años, asistí a un Focus Group en el que, primero, observamos varios diarios locales y buscamos cuántas veces aparecía mencionado, si mal no recuerdo, el tsunami en Asia. Luego, se nos pidió buscar cuántas veces aparecían noticias sobre las muertes relacionadas al friaje en la sierra sur. Los resultados deben imaginarlos: una de las conclusiones de ese focus fue que la diferencia entre “la noticia del momento”, el tsunami, y el “problema de siempre” era abrumadora. La noticia del tsunami era más impactante y aseguraría las ventas. Sin embargo, las muertes del friaje se mencionaban poco y en notas generalmente cortas, si se mencionaba el tema.

Eso fue hace 2 años, si no me equivoco durante el segundo semestre de 2007. En ese tiempo, hemos visto el desarrollo de redes sociales como Facebook a niveles de conectividad nunca antes vistos. Hemos seguido con el corazón en la boca la candidatura y victoria del primer presidente afroamericano en EE.UU. Lima fue rota y vuelta a armar (a medias, sin resolver nada), nuestro gobierno firmó sendos acuerdos internacionales con gran pompa y anunciando cifras pantagruélicas y nuestra clase política sufrió un buen remesón con el escándalo de corrupción de los petroaudios. El mundo se paralizó con el advenimiento de una crisis anunciada como la peor desde 1929. Finalmente la amenaza de pandemia generada por el virus A-N1H1 pandemia amenazó al mundo y generó pánico durante cerca de mes y medio.

En ese miemo tiempo, las cosas no cambiaron mucho en muchas comunidades campesinas del sur de nuestro país, donde la posta más cercana etá a al menos una hora de camino a pie. En los últimos dos meses, mientras el mundo contaba los casos de gipe porcina por miles, de los cuales al final murieron unos 90 en total, en la sierra peruana morían, al 25 de mayo, 133 niños por culpa del frío, la mayoría menores de 5 años (visto primero en el Utero). Los medios, preocupados por otros temas, le prestaron muy poca cobertura a este tema.

Por otro lado, el tema de un grupo de chiquillos de un colegio A-1 que llegaron con síntomas de la gripe porcina ocupó varias primeras planas y varias horas de reportajes en TV.

Por eso, yo también me sumo a la campaña del blog El Higado de Aquiles y pongo mi pedacito de hígado.

Anuncios

¿Quién es Jesús Sosa?

Quienes leyeron “Muerte en el Pentagonito” de Ricardo Uceda, deben saber bastante bien a quién me refiero y cual fue su papel en los Grupos de Operaciones Especiales Escorpio y Colina. Hasta esta mañana era el único de los Colina que se mantenía en la clandestinidad. Sin embargo, ahora podemos afirmar que todo el grupo que mató a los alumnos de La Cantuta se encuentra en manos de la ley: esta mañana atraparon a Jesús Sosa en Barranco.

Para entender mejor la importancia de esta captura, empecemos por decir que este personaje es uno de los oficiales con más experiencia en lucha contra el terrorismo. Según lo que recuerdo haber leído en el libro de Uceda (por favor, si algún dato está erróneo o se pueden agregar detalles, son libres de comentar), fue asignado como espía en Ayacucho en 1983, pero sus primeras misiones fueron fallidas por no lograr mimetizarse con la población. Poco tiempo después, en 1984, creo, fue asignado al fuerte conocido como “La isla de la Fantasía”, lugar conocido por las torturas y las muertes de presuntos senderistas. En ese momento, Jesús Sosa se ganaría la fama tanto de torturador, como de enterrador y cremador de cadáveres.

Años después, junto con Santiago Martin Rivas, conformaría el Grupo Escorpio y luego, ya con Fujimori al poder, el Grupo Colina. De hecho, si no me equivoco, él fue el encargado de enterrar los cuerpos tanto de los de Barrios Altos como de La Cantuta, aunque, según Uceda, tuvo una rencilla con Martin Rivas en el caso La Cantuta, porque la órden era capturar, pero Martin Rivas insistía en matar. Saldría libre gracias a la amnistía de Fujimori y pasaría tan efectivamente a la clandestinidad que recién más de 10 años después ha sido capturado.

Esta es tan solo una muy pequeña reseña, recontra resumida, de la identidad de Sosa. Sin duda, se trata de un eslabón importante en los címenes de lesa humanidad que se le imputan a Fujimori y a Montesinos. Se trata de un agente con muchos años de servicio y experiencia y que, seguramente, sabe bastante.

Al respecto de la guerra de baja intensidad, me robo un párrafo del Tercer Piso:

En el Perú, tuvimos una versión propia de esta doctrina. Para Jara, la aplicación de la doctrina fue una respuesta a la insanía de Sendero Luminoso: Sendero hacía un atentado o mataba a alguien, el Ejercito tenía que responder con una acción similar. Ese es el famoso Ojo por Ojo que titula su libro. Lo curioso es que esta doctrina no fue necesaria para la derrota de la subversión, tal como los fujimoristas aún se empeñan en difundir.

Más sobre el tema:

El Fondo del Vaso – Capturaron a Jesús Sosa, ultimo miembro del Grupo Colina en la clandestinidad

Desde el Tercer Piso – La carne y el hueso

Utero de Marita – Las declaraciones sospechosas de Sosa y Cayó Sosa

Alumno muerto en la Universidad Agraria

Esta semana (no estoy seguro si fue ayer o el miércoles) murió Manuel Martos Huamán (23), alumno de zootecnia de la Universidad Agraria. “Agonizó media hora tras sufrir colapso en gimnasio. Manuel Martos (23) no fue auxiliado, según sus compañeros. Expiró en brazos de su padre catedrático.” señala La República.

La Univesidad Agraria es la única Universidad Nacional en la cual los alumnos pagan el centro médico como parte de la matrícula. Sin embargo, el recuento de los acontecimientos muestran un servicio bastante inefectivo. Los alumnos de la Agraria, de los cuales un grupo ya se manifestó, tienen todo el derecho de quejarse. Precisamente de dichos manifestantes recibí el panfleto que a continuación reproduzco.

  • 1:10 Manuel llega al gym a hacer ejercicio.
  • 1:15 Manuel tiene problemas y cae al piso.
  • 1:16 Llaman al centro médico a pedir auxilio, dijeron que mandarían una ambulancia (nunca llegó)
  • 1:20 Un alumno busca ayuda en su bicicleta en el centro médico y una seudoenfermera le dijo que no podía ayudarle porque estaba muy lejos y no sabía montar bicicleta.
  • 1:25 Buscaron ambulancia y les dijeron que no encontraban la llave. Mandaron una custer al lugar.
  • 1:35 Llevan a Manuel al centro médico, mientras la enfermera decía que se trataba de un ataque epiléptico y que ya iba a pasar.
  • 1:40 Manuel llega al centro médico y es atendido en las escaleras por su padre, pues las enfermeras no acudieron a ayudar.
  • 1:42 Manuel muere en brazos de su padre.

Macabro. No?

Colina: un grupo absolutamente dispensable.

Más allá de si Fujimori tuvo o no vinculaciones con el grupo paramilitar Colina, cosa que cada vez se evidencia más, gracias a declaraciones de los mismos integrantes del grupo (tal como lo vimos ayer), la pregunta que me planteo es la siguiente: ¿realmente sirvió de algo el Grupo Colina para la lucha antisubversiva? (Foto: La República 31/01/08)

Hay quienes dirán rotundamente que sí y defenderán a capa y espada la tesis de que Fujimori “pacificó al país” con argumentos de que “no se puede respetar el derecho de personas que no respetan los derechos”, como lo podemos apreciar en este comentario de candy2000 publicado en El útero de Marita. Ante eso, yo siempre he tenido este contraargumento sacado de una frase anónima que me pareció muy sabia: “Es difícil reconocerles derechos a quienes sistemáticamente han violado los derechos humanos; sin embargo, el hacerlo es justamente lo que nos diferencia de ellos.”

Sin embargo, en fin, si se hubiera tratado de senderistas… Los Colina ni siquiera atinaron a su objetivo, ya que incluso se metieron en la casa equivocada y mataron a un grupo de heladeros que celebraban una sencilla y humilde polleda… ¿¡y a un niño!? (¿Qué puede tener que ver un niño en un asunto como este?). Según la Wikipedia “Se verificó luego que los atacantes buscaban atacar una reunión de subversivos senderistas que en realidad tuvo lugar en el segundo piso del inmueble (mientras que la pollada y el ataque se llevaba a cabo en el primer piso).”

El ataque y el aniquilamiento de “presuntos senderistas” no hicieron nada para terminar con Sendero Luminoso. Y en todo caso, si Colina tenía ordenes de detener a presuntos senderistas, como lo mencionó anoche César Nakazaki en Prensa Libre, entonces deberían haber sido castigados por “desobedecer órdenes” (Nakazaki dixit) en vez de, para colmo, haber sido condecorados. Y en todo caso, en el supuesto caso de que hubieran cumplido las órdenes de “solamente detener” para, supongo, llevarlos a juicio, ¿a qué senderista importante atraparon los Colina? ¿acaso cayó algún alto mando (o siquiera medio) de Sendero bajo los Colina?

La verdad de la milanesa es que ni Fujimori, ni Montesinos (ambos ocupados en aprovechar la Guerra Interna para llenarse los bolsillos y aprovechar para afianzarse en el poder con el Autogolpe de 1992), ni Colina, ni los militares acabaron con Sendero. Fue el trabajo silencioso, caleta y meticuloso del GEIN el que dio finalmente con la cúpula senderista y la puso tras las rejas. Fujimori y Montesinos, quienes presuntamente se encontraban pescando en la Selva, totalmente despreocupados, apenas se enteraron corrieron a Lima para aparecer en la foto. El resto, es historia conocida. Y los peruanos nos la creímos.

Los militares, en todo caso, lucharon abiertamente contra el terrorismo, eso no se los quita nadie y es digno de respeto. Se trató de una guerra, es verdad, que sin embargo no justifica el rapto, la muerte, la masacre de personas que tranquilamente podían ser inocentes… Eso es lo injusto.

Algunas notas pequeñas sobre los autoritarismos

El siguiente mapa muestra el estudio de Transparency International sobre los niveles de corrupción en el mundo. Los niveles, aunque no demasiado sorprendentes, me parecen alarmantes. (Fuente: Pospost)

A decir verdad, recén hoy me enteré de lo que pasa en Birmania, estos últimos días me la he pasado un tanto desconectado y desinformado. Este es un tema que debe ya estar en boca de todos, o al menos ya es de conocimiento público.

Solo quiero mencionar que a pesar de todos los intentos de los gobiernos autoritarios de callar a su población, las verdades, tarde o temprano siempre salen a la luz. Hoy, por ejemplo, la junta militar cerró los servicios de Internet. La idea, supongo, es que población no envíe al mundo vía Internet los testimonios e imágenes de la fuerte represión militar que ya ha cobrado unas 15 víctimas desde el miércoles, entre ellos un colega periodista japonés, ni otros excesos que de seguro ocurren por allá. Se ha capturado también a cerca de cien monjes budistas. Y la pregunta que yo me hago es: ¿cuál es la importancia de los monjes? Están fuera del sistema, se atreven a denunciar los excesos, son personas de paz que denuncian la violencia. ¿Y Internet? Ah… Es importante pues! Es la manera más fácil y rápida de mostrarse al mundo. Al no haber censura y al tener facilidad de publicación a través de blogs, por ejemplo, es un elemento que escapa al control de los gobiernos.

Los birmanos, como muchos otros pueblos del mundo, han mostrado ya los excesos de su gobierno. Curioso, no? En el Perú el gobierno de Fujimori calló a muchos periodistas, pero ¿cómo van a hacer para callar a miles de ciudadanos comunes que hemos tomado conciencia y criticamos y denunciamos los excesos de nuestros gobiernos? ¿Nos tratarán de censurar el Internet? ¿Nos seguirán tildando de caviares?

La corrupción, los excesos, la intolerancia. Todas están ahí afuera. Nuestro deber como ciudadanos es sacarlas a la luz.

(Protesta de monjes en la Pagoda ShwedagonYangón: Fuente Wikipedia)

Sobre la extradición de Fujimori

Muchas veces la justicia tarda, pero llega. Ayer fue un día histórico y el día que lo manden “a la reja”, como diría el buen trespatines, será un día para celebrar. (Por cierto, ¿alguien tiene o sabe donde conseguir la foto de fujimori en el huallaga embarrado y en calzoncillos?)

Hay que recalcar que este proceso se ha hecho, como menciona Susana Villarán, “a pesar de Alan García”, y que a pesar de lo que digan personas como Carlos Raffo (esta mañana casi vomito cuando lo escuché decir en RPP que “(…) derechos humanos es que el pueblo viva con dignidad, en ese sentido nadia ha hecho más por los derechos humanos de los pueblos jóvenes que Fujimori”) y otros interesados, ciegos o hipnotizados partidarios del chino, LA JUSTICIA SE VA A DAR AUNQUE LOS PERUANOS SENSATOS TENGAMOS QUE LUCHAR DURANTE TODO EL RESTO DE NUESTRA VIDA.

Haciendo un cálculo, el total de delitos que se le imputan sumaría cerca de cien años de prisión y aproximadamente 500 millones de soles (ojo, es un calculo a ojo alzado) en reparaciones, de ser sentenciado por los siete casos que se le imputan. En todo caso, los peruanos tenemos la esperanza, al fin, de ver a nuestro travesti ex-presidente pagándo por los crímenes que realizó durante su gobierno.

Otros blogs hablan del tema: El Morsa, El Utero, El Fondo del Vaso, Pospost, Martín Tanaka, El tercer Piso, Georgeus Parla, Susana Villarán

Quiero hacer dos acotaciones:
– Según leí en “El Espía Imperfecto” de Sally Bowen y Jane Holligan, Ketín Vidal y la policía (no el SIN, del cual desconfiaban) atraparon a Abimael. Es más, el SIN tenía agentes infiltrados entre la policía para espiar las acciones de Vidal. Qué curioso que luego haya sido Vidal el relegado en esta lucha y que luego de esto su vida pública haya caído en desprestigio, no?

– Según el mismo libro, Fujimori era un improvisado político. Primero prometió no hacer el shock por el cual tanto habían criticado a Mario Vargas Llosa, pero sus asesores, entre ellos, si no me equivoco, Hernando de Soto (no me peguen si acaso estoy hablando una barrabasada, por favor) fueron quienes diseñaron el plan económico que puso nuevamente en marcha al país.

Con esto quiero sentar la base para que los bloggers y otros interesados investiguemos un poco y tengamos más argumentos para rebatir las defensas de los fujimoristas a su líder, quien, hay que aceptar, trabajó muy bien su imagen personal y se atribuyó muchas cosas que no hizo.

Más información:

Conozca a los vocales que seguirán el proceso contra Alberto Fujimori
Fotogalería: Festejan la extradición de Fujimori

Setiembre, mes de aniversarios

Setiembre es un mes bastante particular en cuanto a fechas importantes que de alguna manera tienen relacion con nuestra realidad actual. Por ejemplo, ayer se cumplieron 6 años del ataque terrorista a las Torres Gemelas. La novedad es que este año Francia sacó a la luz un documento con pruebas tangibles de que la administración Bush sabía del ataque. (Acerca de esto, Jorge recomienda ver “Farenheit 9/11”. La película de Michael Moore plantea de la tesis de que no sólo se sabía del ataque, sino que fue “permitido”, debido a que la familia Bush tendría inversiones en empresas productoras de armas. De hecho, el mercado se multiplicó luego del 9/11).

Ayer también se “celebró” en Chile el Golpe de Estado al gobierno de Salvador Allende que instauró al gobierno de Pinochet. El golpe fue financiado por el gobierno de los EE.UU en el contexto de la Guerra Fría. Tras el golpe comenzó la caza de comunistas que arrestó, torturó y hasta desapareció a miles de jovenes, entre ellos Víctor Jara, quien fue acribillado el 16 de setiembre en el Estadio Chile y arrojado a unos matorrales en los alrededores del Cementerio Metropolitano ubicado a orillas de la Carretera 5 Sur (Wikipedia). Otro personaje importante es Michelle Bachetel, quien estuvo encarcelada y fue torturada durante el gobierno de Pinochet.

Ojo, que estos dos acontecimientos tienen que ver con el Perú. Por un lado, las guerras de EE.UU influyen en la economía mundial, incluyendo la peruana. Hay que recordar que el precio del petróleo subió, y con él todos los demás. Esto repercute en la región con una respuesta política de gobiernos “antiimperialistas”, con Hugo Chávez a la cabeza. Y no hay que ser cojudos: desde hace tiempo que Hugo Chávez hace propaganda política en este país. En el caso de Chile, bueno, tenemos el asunto con Fujimori, no? Un dictador en un país cuyo poder judicial está tan embarrado como el nuestro, gracias al Sr. Pinochet.

En este país también tenemos una fecha para celebrar. Hace 15 años de la captura del líder senderista Abimael Guzmán . Fue, en teoría, la fecha que marcó el fin de la Guerra Interna que ha dejado heridas que hasta ahora siguen abiertas. Personalmente creo que Abimael era un hombre que se tomó demasiado al pie de la letra las teorías de Marx, Lenin y Mao. Uno de esos que se afanan de repente por algo que “leyeron en un libro” y que le costó al Perú miles de muertes inocentes, miles de dólares, una crisis social y económica, la desconfianza del mundo, un ladrón que para concha ha regresado al poder y un ex-dictador exiliado.