El desarrollo sostenible

Este “comic” me lo mandó mi chica por mail y me pareció buenazo compartirlo en el blog.

Disfrútenlo!

(Si lo quieren ver en grande, hagan click aquí)

Hay cosas que son universales…

Como la maestría de algunos artistas para hacerme recordar a nuestro presidente, el Rey Sol Alan II…


Gracias Quino!

El amor…

Directo desde Alt1040. Es uno de los mejores videos que haya visto en mi vida.

Los perros ladran…

Dados los últimos comentarios de anónimos que he recibido, muchos de ellos buscando insultarme bajo el escudo cobarde del anonimato, otros para insultar los principios sobre los cuales baso mis ideas (que comparto con muchos de mis colegas bloggers), solo se me ocurre reproducir lo que alguna vez Christian Manrique comentó en su blog, que es ademas una muy inteligente cita dell Quijote: “Los perros ladran Sancho, es señal de que avanzamos”

Discurso de Cantinflas de 1966

Polietileno me dijo alguna vez que Pospost era el blog del cual salía la mayor parte de los rebotes de posts de la web. La Hora del Pucho debe ser uno de sus más grandes reboteadores, porque nuevamente saco este post de ahí.

En el contexto de su película “El Embajador”, Mario Moreno “Cantinflas” se mandó tremendo discurso que pintó con todos sus colores al hombre moderno y a las pugnas de la época. Se trata de palabras sobrias, humildes y muy sinceras, con el toque de humor carácterístico del personaje.

Finalmente, creo que este es un post digno de rebotar y que todas las personas del mundo debieramos leer.

Discurso ante las Naciones Unidas

Me ha tocado en suerte ser último orador, cosa que me alegra mucho porque, como quien dice, así me los agarro cansados. Sin embargo, sé que a pesar de la insignificancia de mi país que no tiene poderío militar, ni político, ni económico ni mucho menos atómico, todos ustedes esperan con interés mis palabras ya que de mi voto depende el triunfo de los Verdes o de los Colorados.
Señores Representantes:
Estamos pasando un momento crucial en que la humanidad se enfrenta a la misma humanidad. Estamos viviendo un momento histórico en que el hombre científica é intelectualmente es un gigante, pero moralmente es un pigmeo.
La opinión mundial está tan profundamente dividida en dos bandos aparentemente irreconciliables, que dado el singular caso, que queda en sólo un voto.
El voto de un país débil y pequeño pueda hacer que la balanza se cargue de un lado o se cargue de otro lado. Estamos, como quien dice, ante una gran báscula: por un platillo ocupado por los Verdes y con otro platillo ocupado por los Colorados. Y ahora llego yo, que soy de peso pluma como quien dice, y según donde yo me coloque, de ese lado seguirá la balanza. ¡Háganme el favor!… ¿No creen ustedes que es mucha responsabilidad para un solo ciudadano? No considero justo que la mitad de la humanidad, sea la que fuere, quede condenada a vivir bajo un régimen político y económico que no es de su agrado, solamente porque un frívolo embajador haya votado, o lo hayan hecho votar, en un sentido o en otro.
El que les habla, su amigo… yo… no votaré por ninguno de los dos bandos (voces de protesta). Y yo no votaré por ninguno de los dos bandos debido a tres razones: Primera, porque, repito que no se sería justo que el sólo voto de un representante, que a lo mejor está enfermo del hígado, decidiera el destino de cien naciones; Segunda, estoy convencido de que los procedimientos, repito, recalco, los procedimientos de los Colorados (los paises comunistas) son desastrosos (voces de protesta de parte de los Colorados); ¡Y Tercera!… porque los procedimientos de los Verdes (Los Estados Unidos) tampoco son de lo más bondadoso que digamos (ahora protestan los Verdes).
Y si no se callan ya yo no sigo, y se van a quedar con la sensación de saber lo que tenía que decirles. Insisto que hablo de procedimientos y no de ideas ni de doctrinas.
Para mí todas las ideas son respetables aunque sean ” ideítas” o “ideotas” aunque no esté de acuerdo con ellas. Lo que piense ese señor, o ese otro señor, o ese señor (señala), o ese de allá de bigotico que no piensa nada porque ya se nos durmió, eso no impide que todos nosotros seamos muy buenos amigos. Todos creemos que nuestra manera de ser, nuestra manera de vivir, nuestra manera de pensar y hasta nuestro modito de andar son los mejores; y el chaleco se lo tratamos de imponérselo a los demás y si no lo aceptan decimos que son unos tales y unos cuales y al ratito andamos a la greña. ¿Ustedes creen que eso está bien?
Tan fácil que sería la existencia si tan sólo respetásemos el modo de vivir de cada quien. Hace cien años ya lo dijo una de las figuras más humildes pero más grandes de nuestro continente: “El respeto al derecho ajeno es la paz” (aplausos). Así me gusta… no que me aplaudan, pero sí que reconozcan la sinceridad de mis palabras. Yo estoy de acuerdo con todo lo que dijo el representante de Salchichonia (alusión a Alemania) con humildad, con humildad de albañiles no agremiados debemos de luchar por derribar la barda que nos separa, la barda de la incomprensión, la barda de la mutua desconfianza, la barda del odio, el día que lo logremos podemos decir que nos volamos la barda (risas). Pero no la barda de las ideas, ¡eso no!, ¡nunca!, el día que pensemos igual y actuemos igual dejaremos de ser hombres para convertirnos en máquinas, en autómatas.
Este es el grave error de los Colorados, el querer imponer por la fuerza sus ideas y su sistema político y económico, hablan de libertades humanas, pero yo les pregunto: ¿existen esas libertades en sus propios países? Dicen defender los Derechos del Proletariado pero sus propios obreros no tienen siquiera el derecho elemental de la huelga, hablan de la cultura universal al alcance de las masas pero encarcelan a sus escritores porque se atreven a decir la verdad, hablan de la libre determinación de los pueblos y sin embargo hace años que oprimen una serie de naciones sin permitirle que se den la forma de gobierno que más les convenga. ¿Cómo podemos votar por un sistema que habla de dignidad y acto seguido atropella lo más sagrado de la dignidad humana que es la libertad de conciencia eliminando o pretendiendo eliminar a Dios por decreto? No, señores representantes, yo no puedo estar con los Colorados, o mejor dicho con su modo de actuar; respeto su modo de pensar, allá ellos, pero no puedo dar mi voto para que su sistema se implante por la fuerza en todos los países de la tierra (voces de protesta).
¡El que quiera ser Colorado que lo sea, pero que no pretenda teñir a los demás!- los Colorados se levantan para salir de la Asamblea-. ¡Un momento jóvenes!, ¿pero por qué tan sensitivos? Pero si no aguantan nada, no, pero si no he terminado, tomen asiento. Ya sé que es costumbre de ustedes abandonar estas reuniones en cuanto oyen algo que no es de su agrado; pero no he terminado, tomen asiento, no sean precipitosos… todavía tengo que decir algo de los Verdes, ¿no les gustaría escucharlo? Siéntese (va y toma agua y hace gárgaras, pero se da cuenta que es Vodka).
Y ahora, mis queridos colegas Verdes, ¿ustedes qué dijeron?: “Ya votó por nosotros”, ¿no?, pues no, jóvenes, y no votaré por ustedes porque ustedes también tienen mucha culpa de lo que pasa en el mundo, ustedes también son medio soberbios, como que si el mundo fueran ustedes y los demás tienen una importancia muy relativa, y aunque hablan de paz, de democracia y de cosas muy bonitas, a veces también pretenden imponer su voluntad por la fuerza, por la fuerza del dinero.
Yo estoy de acuerdo con ustedes en que debemos luchar por el bien colectivo e individual, en combatir la miseria y resolver los tremendos problemas de la vivienda, del vestido y del sustento. Pero en lo que no estoy de acuerdo con ustedes es la forma que ustedes pretenden resolver esos problemas, ustedes también han sucumbido ante el materialismo, se han olvidado de los más bellos valores del espíritu pensando sólo en el negocio, poco a poco se han ido convirtiendo en los acreedores de la humanidad y por eso la humanidad los ve con desconfianza.
El día de la inauguración de la Asamblea, el señor embajador de Lobaronia dijo que el remedio para todos nuestros males estaba en tener automóviles, refrigeradores, aparatos de televisión; ju … y yo me pregunto: ¿para qué queremos automóviles si todavía andamos descalzos?, ¿para qué queremos refrigeradores si no tenemos alimentos que meter dentro de ellos?, ¿para qué queremos tanques y armamentos si no tenemos suficientes escuelas para nuestros hijos? (aplausos).
Debemos de pugnar para que el hombre piense en la paz, pero no solamente impulsado por su instinto de conservación, sino fundamentalmente por el deber que tiene de superarse y de hacer del mundo una morada de paz y de tranquilidad cada vez más digna de la especie humana y de sus altos destinos. Pero esta aspiración no será posible sino hay abundancia para todos, bienestar común, felicidad colectiva y justicia social. Es verdad que está en manos de ustedes, de los países poderosos de la tierra, ¡Verdes y Colorados!, el ayudarnos a nosotros los débiles, pero no con dádivas ni con préstamos, ni con alianzas militares. Ayúdennos pagando un precio más justo, más equitativo por nuestras materias primas, ayúdennos compartiendo con nosotros sus notables adelantos en la ciencia, en la técnica… pero no para fabricar bombas sino para acabar con el hambre y con la miseria (aplausos).
Ayúdennos respetando nuestras costumbres, nuestra dignidad como seres humanos y nuestra personalidad como naciones por pequeños y débiles que seamos; practiquen la tolerancia y la verdadera fraternidad que nosotros sabremos corresponderles, pero dejen ya de tratarnos como simples peones de ajedrez en el tablero de la política internacional. Reconózcannos como lo que somos, no solamente como clientes o como ratones de laboratorios, sino como seres humanos que sentimos, que sufrimos, que lloramos. Señores representantes, hay otra razón más por la que no puedo dar mi voto: hace exactamente veinticuatro horas que presenté mi renuncia como embajador de mi país, espero me sea aceptada.
Consecuentemente no les he hablado a ustedes como Excelencia sino como un simple ciudadano, como un hombre libre, como un hombre cualquiera pero que, sin embargo, cree interpretar el máximo anhelo de todos los hombres de la tierra, el anhelo de vivir en paz, el anhelo de ser libre, el anhelo delegar a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos un mundo mejor en el que reine la buena voluntad y la concordia. Y qué fácil sería, señores, lograr ese mundo mejor en que todos los hombres blancos, negros, amarillos y cobrizos, ricos y pobres pudiésemos vivir como hermanos.
Si no fuéramos tan ciegos, tan obcecados, tan orgullosos, si tan sólo rigiéramos nuestras vidas por las sublimes palabras, que hace dos mil años, dijo aquel humilde carpintero de Galilea, sencillo, descalzo, sin frac ni condecoraciones: “Amaos… amaos los unos a los otros”, pero desgraciadamente ustedes entendieron mal, confundieron los términos, ¿y qué es lo que han hecho?, ¿qué es lo que hacen?: “Armaos los unos contra los otros”…. He dicho…”.

Cantinflas 1966, México

"Que alguien le conecte el celular al presidente"

Vía Pospost encuentro este video tomado de el Francotirador para quienes no vieron a Jaime Bayly este domingo. Son los comentarios acerca del infame Pisco 7.9.

La edad de los países

Este artículo me llegó hace cerca de un año a mi e-mail. Es un artículo firmado por un tal “NN”*. Yo solo lo transcribo textualmente, así que no vale acusar de plagio:

“Leí una vez que Argentina no es mejor que España, solo más joven.

Me gustó esa teoría y entonces inventé un truco para descubrir la edad de los países basándome en el “sistema perro”: desde chicos, nos explicaron que para saber si un perro era joven o viejo había que multiplicar su edad biológica por 7. En el caso de los países hay que dividir su edad histórica entre 14 para saber su correspondencia humana.

Argentina nació en 1816, por lo tanto ya tiene 190 años. Si lo dividimos entre 14, Argentina tiene “humanamente” al rededor de 13 años y medio. Está en plena “edad del pavo”: es rebelde, pajera, no tiene memoria, contesta sin pensar y está llena de acné. ¿Será por eso que le dicen el granero del mundo?

Casi todos los países de sudamérica tienen la misma edad. Y como pasa siempre en esos casos, forman pandillas. La pandilla del MERCOSUR son cuatro adolescentes que tienen un conjunto de rock, ensayan en un garaje, hacen mucho ruido y jamás han sacado un disco. Venezuela ya tiene tetitas y está a punto de unirse a ellos para hacer los coros. En realidad, como la mayoría de las chicas de su edad, quiere tener sexo, en este caso con Brasil, que tiene 14 años y el miembro grande.

Méjico también es adolescente, pero con ascendente indígena (al igual que Perú, su hermano mellizo**). Por eso se ríe poco y no fuma ni un inofensivo porro como lo hace el resto de sus amiguitos, sino que mastica peyote y se junta con Estados Unidos, un restrasado mental de 17 que se dedica a atacar a los chicos hambrientos de 6 añitos en otros continentes.

En el otro extremo está la China Milenaria. Si dividimos sus 1200 años entre 14 obtenemos a una señora de 85, conservadora, con olor a pichi de gato y que se la pasa comiendo arroz. La China tiene un nieto de 8 años, Taiwán, que le hace la vida imposible. Está divorciada desde hace tiempo de Japón, un viejo cascarrabias que se juntó con Filipinas, una jovencita pendeja que siempre está dispuesta a cualquier aberración a cambio de dinero.

Después están los países que acaban de cumplir la mayoría de edad y salen a pasear en el BMW del padre. Por ejemplo Australia y Canadá, países que crecieron al amparo de Papá Inglaterra y Mamá Francia, con una educación estricta y represora, y que ahora se hacen los locos. Australia es una pendeja de poco más de 18 años que hace topless y tiene sexo con Sudáfrica; Canadá, un chico gay emancipado que en cualquier momento adopta al bebé Groenlandia para formar una de esas familias alternativas que están de moda en estos días.

Francia es una separada de 36 años, más puta que una gallina, pero muy respetada en el ámbito profesional. Tiene un hijo de apenas 6 años, mónaco, que va camino a ser gay o bailarín… o ambos. Es amante esporádica de Alemania, camionero rico que está casado con Austria, que sabe que es cornuda, pero no le importa. Italia es viuda desde hace mucho tiempo. Vive cuidando a San Marino y Vaticano, sus dos hijos católicos, idénticos a los mellizos de los Flanders. Estuvo casada en segundas nupcias con Alemania (duraron poco, tuvieron a Suiza), pero ahora no quiere saber nada con hombres. A Italia le gustaría ser una mujer como Bélgica: abogada independiente que usa pantalón y que habla de política de tú a tú con los hombres (Bélgica también fantasea a veces con saber preparar spaghetti). España es la mujer más linda de europa (posiblemente Francia le haga sombra, pero pierde espontaneidad por usar tanto perfume). Anda mucho mostrando las tetas y casi siempre está borracha. Generalmente se deja follar por Inglaterra y después le hace la denuncia. España tiene hijos por todas partes (casi todos de 13 años) que viven lejos. Los quiere mucho, pero le molesta que cuando tienen hambre pasen una temporada en su casa y le abran la refri.

Otro que tiene hijos desperdigados es Inglaterra. Sale en barco por la noche, se culea pendejas y despés de 9 meses aparece una isla nueva en alguna parte del mundo. Sin embargo no se desentiende de ella. En general, las islas viven con la madre, pero Inglaterra les da de comer. Escocia e Irlanda, los hermanos de Inglaterra que viven en el piso de arriba, se pasan la vida borrachos y ni siquiera saben jugar al fútbol: son la vergüenza de la famila.

Suecia y Noruega son dos lesbianas de casi 40 años que están buenas de cuerpo, a pesar de la edad, pero no le dan bola a nadie. Cogen y trabajan, pues son licenciadas en algo. A veces hacen trío con Holanda (cuando quieren porros); otras, histeriquean a Finlandia, que es un tipo medio andrógeno de 30 años que vive sólo en un ático sin amoblar y se la pasa hablando por celular con Corea.

Corea (la del sur) vive pendiente de su hermana esquizoide. Son mellizas, pero la del norte tomó líquido amniótico cuando salió del útero y quedó estúpida. Se pasó la infancia usando pistolas y ahora, que vive sola, es capaz de cualquier cosa. Estados Unidos, el retrasadito de 17, la vigila mucho. No por miedo, sino porque le quiere quitar sus pistolas.

Israel es un intelectual de 62 años que tuvo una vida de mierda. Hace unos años, Alemania, el camionero, no le vio y se lo llevó por delante. Desde ese día Israel se puso como loco. Ahora, en vez de leer libros, se lo pasa en la terraza tirándole piedras a Palestina, una chica que lava la ropa en la casa de al lado.

Irán e Irak eran dos primos de 16 que robaban motos y vendían los repuestos. Un día, le robaron un repuesto a la motoneta de Estados Unidos y se les acabó el negocio. Ahora se comen los mocos.

Pasó hace como un año que Rusia se juntó (sin casarse) con la Perestroika y tuvieron como una docena y media de hijos. Todos raros: algunos mongólicos, otros esquizofrénicos. Hace una semana, y gracias a un chongazo con tiros y muertos, los habitantes serios del mundo descubrimos que existe un país llamado Kabardino-Balkaria (existe, si no me creen búsquenlo en la Wikipedia). Un país con bandera, presidente, himno, flora, fauna… ¡y hasta gente! A mi me da un poco de miedo que aparezcan países de corta edad así de repente, que nos enteremos de costado y que incluso tengamos que poner cara de que ya sabíamos para que no nos vean como ignorantes.

Y yo me pregunto: ¿Por qué siguen apareciendo países si los que ya existen todavía no funcionan?”

*Por cierto, sí sé que NN significa “anónimo”, se trata de una forma muy mía de presentar mis artículos.
** Agregado del transcriptor.