El desarrollo sostenible

Este “comic” me lo mandó mi chica por mail y me pareció buenazo compartirlo en el blog.

Disfrútenlo!

(Si lo quieren ver en grande, hagan click aquí)

La historia de las cosas

Consumismo, contaminación, injusticia social, destrucción del planeta… Todo en un solo video que explica de una manera muy simple por qué estamos como estamos. Aunque creo que le faltó hablar sobre el papel que cumplen los conflictos armados en este sistema. De todas maneras, está muy interesante de ver.

Día de la Tierra: el problema del agua en el Perú

Según la Wikipedia, el calentamiento global es “una teoría que predice, a partir de proyecciones basadas en simulaciones computacionales, un crecimiento futuro de las temperaturas”. Según dicha teoría, el aumento de temperaturas tiene relación con el desarrollo de la industria humana, así como el constante aumento de la población gracias al desarrollo de las ciencias y al aumento de la calidad de vida.

Uno de los efectos tangibles del problema es el del derretimiento de las nieves eternas de nuestros glaciares. Dichas nieves, junto con las lluvias de la Sierra, son nuestra fuente de agua. Lima necesita de los glaciares, si estos desaparecen, Lima, que está construida sobre el desierto, se secaría. Y no solo Lima, sino gran parte de las ciudades de la costa, considerando además que la cantidad de agua que llega a la vertiente occidental es menor a la que llega a la oriental.

Un informe de la BBC del 12 de marzo del 2007 indica ya la alarmante situación del agua en el Perú.

El problema del agua en Perú reside en parte en la peculiar geografía del país.

Una buena parte de la costa en el Pacífico sería desierto, de no ser por el agua que fluye desde los Andes.

Más de 70% de la población vive a lo largo de la costa, donde se encuentra menos de 2% de los recursos hidráulicos del país.

En contraste, el lado de los Andes que da hacia el Atlántico tiene 98% del agua y sólo un cuarto de la población.

Por otro lado, menciona que se necesitan grandes volúmenes de agua para la generación de energía eléctrica y para la minería.

Como bien sabemos, la minería es una de las industrias que más dinero aportan, pero que más conflictos generan. En un país que necesita agua, es entendible que los pueblos afectados por la minería se quejen de que las mineras no solo se chupen buena parte de su agua, sino que el resto la contaminen con los residuos que generan. Como se puede entender, hay gente que se muere de sed, o que se enferma con el agua “potable”.

Existe, de hecho, un proyecto para desalinizar el agua de mar para consumo humano, pero las voces en contra dicen que el costo energético es fuerte. Según la página Planeta Sedna:

La desalinización implica, según los tres especialistas mencionados, una mayor utilización de energía. Y de aquí se desprenden varias desventajas. En primer lugar, sabemos que a mayor demanda de energía, al tratarse de un recurso limitado, mayores son los precios. Por otra parte, la creciente utilización de energía presupone una mayor dependencia de los combustibles fósiles, lo que incrementa la emisión de gases de efecto invernadero.

El problema del agua es, sin duda, una prioridad en este país. No es un problema de acá a diez años. Seguramente en ese tiempo, si no se buscan soluciones verdaderas, no necesitamos una promesa política que solo busque unos puntos porcentuales en una encuesta, o una medida demagógica que sirva como paliativo. Necesitamos que las empresas mineras, las hidroeléctricas, las petroleras, así como el gobierno, que son los que tienen la plata, se pongan de acuerdo para asegurar el abastecimiento del agua. No solo para que la gente no se muera de sed, sino porque sin agua no hay negocio y sin negocio no hay plata, y sin plata, no tienen de qué llenarse los bolsillos. (Y a veces hay que pensar como ellos para que entiendan el mensaje).

Ojalá el futuro no sea como lo pintan los biólogos del la UNALM.

Yo me tomé todo tu milkshake

Este fin de semana aproveché para ver algunas películas que no había tenido tiempo de ver. Una de ellas fue “There will be blood” (Petróleo Sangriento). Me pareció un excelente retrato del capitalismo y me llevó a pensar en varias cosas que incumben a la situación actual del Perú. Para los que no la han visto, vayan a verla. Es la historia de Daniel Plainview, quien se convierte en magnate del petróleo a principios del siglo XX y de cómo se encarga de apropiarse de las tierras de la familia del pastor evangélico Eli Sunday y devorar, casi literalmente, todos los recursos petrolíferos que se encuentran en éstas.

La parte cumbre es cuando Daniel es visitado por el Eli y le pide que haga una inversión en las tierras de un hombre que había muerto recientemente, cuyas tierras eran vecinas a las del Pastor. La respuesta de Daniel engloba la sed de devorarlo todo que tiene el capitalismo “Esas tierras están secas, no tienen petróleo (…) yo me chupé todo el petróleo de esas tierras por debajo. Si tu tienes un milkshake, y yo tengo un milkshake, y yo tengo una cañita larga que llega hasta el tuyo, YO ME TOMO TODO TU MILKSHAKE! YO ME TOMÉ TODO TU MILKSHAKE!!!” (La conversación completa la pueden leer en Wikiquote)

Y así funciona, no? El capitalista se come todo, se toma todo y no deja a nadie. Obviamente en diferentes grados. El personaje del magnate petrolero representa al capitalismo llevado al extremo. No quiere que nadie más tenga éxito, quiere todo para él, solo le interesa tener más dinero, no importa si eres el hijo, el hermano, el mejor amigo, si te interpones en su camino va a tratar de arrasarte.

¿Cómo se relaciona esto con el Perú? Bueno, básicamente con la política del gobierno de privatizarlo todo. Las mineras, las empresas petroleras, los que se encargan de sacar el gas natural, etc. Obviamente van a venir a sacarlo todo, sin importar nada. En el afán de ganar dinero, ¿qué importa el medio ambiente? ¿qué importan los derechos laborales? ¿qué importa lo que piense el pueblo? ¿qué importan los derechos humanos?

No estoy diciendo que entonces estaticemos todo, o que dejemos de producir gas, ni petróleo, ni minerales. Pero es importante imponer condiciones y dejar las cosas claras. Le estamos vendiendo el país sin ningún tipo de restricción y eso solo va a causar que las protestas sociales se intensifiquen, que el señor presidente llame “perro del hortelano” a todo el mundo y que los mismos señorones capitalistas salgan beneficiados.

Más sobre el tema:

Godoy – El Perú ¿avanza?

Calentamiento global: ¿Qué pasa en los andes?


Así como la Costa Verde es todo menos verde, dentro de no mucho nuestra Cordillera Blanca podría pasar a ser todo menos blanca. Según un artículo de El Porvenir, “las montañas andinas de Perú han perdido por lo menos 22% de su superficie glaciar desde 1970 y el deshielo está acelerándose, según el Instituto Nacional de Recursos Naturales (INRENA)”. Esto por efecto del calentamiento global.

El deshielo es un fenómeno que ocurre naturalmente. La Wikipedia, en un muy pequeño artículo define lo siguiente: “El deshielo es la fusión de las nieves y de los heleros como consecuencia del aumento de las temperaturas en la primavera.” Lo que sucede normalmente es que durante el invierno los glaciares se cubren de nieve y hielo y esta se derrite en primavera en un ciclo que se repite, normalmente, año a año. El problema con el calentamiento global es que la continua subida de temperaturas hace difícil un proceso de “re”hielo durante los meses que se supone debieran ser fríos. Así, lo que sucede es que año a año habría menos hielo en los picos.

En un principio esto parece bueno. Si se derrite el hielo tenemos más lagunas y agua para todos. Sin embargo, ¿hasta cuándo puede durar esa agua? ¿hasta 2050? ¿más o menos? Pongamoslo así. Si ya las personas que viven en la periferia tienen que comprar agua a los camiones cisterna a precios que definitivamente lapidan su economía, si se derriten los graciares, nosotros, quienes tenemos agua potable que sale del caño tendríamos que empezar a pagar cada vez más por ella.

En relación al tema, un párrafo de un artículo de 20minutos.es

El círculo vicioso del cambio climático

“El cambio climático es un círculo vicioso en lo que respecta a estos ecosistemas: temperaturas más altas llevan a menos hielo y nieve y ello causa que la tierra y el mar tengan que absorber más luz solar, lo que aumenta aún más las temperaturas”, explicó Christian Lambrechts, de la División de Alerta Previa del PNUMA y uno de los coordinadores del informe.

Los efectos de alcance global incluirán cambios sustanciales en la disponibilidad de agua para beber y para riego, así como un aumento de los niveles del mar, cambios en los patrones de circulación del agua en los océanos, y la amenaza a la supervivencia de especies de flora y fauna que sobreviven en dichos ecosistemas, entre otros.

Los glaciares de la cordillera blanca son nuestra fuente de agua. Tenemos que cuidarla si no queremos que todo este “progreso” económico que venimos viviendo desde no hace mucho no se vaya a la mierda. Tal vez no nos toque a nosotros la peor parte. No somos la última generación sobre la Tierra. Tenemos que pensar a futuro, en nuestros futuros hijos.

Free Candamo

Mientras sigue la cortina de humo desencadenada por el congresista Gustavo Espinoza, quien ahora acusa a los medios de querer difamarlo, una tremenda propuesta de ley propone recortar en más de 209,000 hectáreas el Parque Nacional Bahuaja Sonene, en el área correspondiente a Candamo, para el establecimiento de un nuevo lote de hidrocarburos(fuente: el morsa).

El Parque Nacional Bahuaja Sonene cuenta con una área de 1 092 142 hectáreas, y fue declarado en el 2002 como uno de los siete santuarios naturales más emblemáticos del planeta por la National Geographic Society. Su establecimiento tiene como principal propósito la protección y conservación de especies únicas y particularmente vulnerables a la presencia del hombre como el ciervo de los pantanos y el lobo de crin. El parque protege ecosistemas únicos: las sabanas húmedas de las pampas del Heath y el valle escondido del Candamo, con formaciones vegetales como supaychacras y ungurahuales que lo convierten en uno de los parajes más fascinantes del mundo.

Así lo menciona una nota de prensa emitida en la página oficial de Salvemos Candamo (leer nota completa aquí).

El mencionado documento explica también que:

La Constitución del Perú, en su artículo 68, obliga al Estado Peruano a promover la conservación de las áreas naturales protegidas. Además, el Estado Peruano ha suscrito el Convenio sobre Diversidad Biológica, el mismo que tiene como uno de sus compromisos, el fortalecimiento de las áreas protegidas existentes en los países miembros.

Si acaso permitimos que el gobierno peruano, que durante el lío de Majaz dio una suerte de Golpe de Estado al Consejo Nacional del Ambiente, lo que perderíamos sería una reserva genética importantísima. En La reserva natural de Candamo existen miles de especies animales y vegetales aún no estudiadas y que son únicas en el mundo.

Además, si acaso permitimos que el Estado se meta en el Candamo, entonces estamos permitiendo que en un futuro se metan al Manu, a Pacaya Samiria, o cualquier otra reserva, con la excusa de que hay recursos naturales extraíbles que “van a significar el progreso de los nativos de la zona y su crecimiento económico”, o sea… que van a enriquecer a unos cuantos señorones capitalistas (siempre los mismos), y que finalmente va a significar que los nativos no vean progreso económico y para colmo con su territorio contaminado, tal como sucedió en la cuenca del río Guayas, en Ecuador.

Puede leer el proyecto de ley completo aquí

Un solo foco puede hacer la diferencia

Este foco es capaz de hacer un gran cambio.

Si cada hogar en EEUU pusiera un solo foco ahorrador en su casa (UNO SOLO EN TODA LA CASA) sería como sacar un millón de automóviles del mercado automotriz. Esto es, millones de particulas de carbono de menos en el ambiente. Además, gastan la cuarta parte de lo que gasta un foco normal, y dura más. AH! Y la cuenta de luz sale más barata

Este foco ayuda a detener los efectos del Calentamiento Global.