Habla causita

De jergas y formas de hablar particulares de un lugar hay miles de orígenes y razones de ser. Sabemos, por ejemplo, que cuando alguien dice “tu eres mi barrio” o “habla barrio”, se refiere precisamente a eso, la persona que habla reconoce que eres de su mismo territorio.

Así, tenemos jergas para todo, algunas de uso común: jato, chato, china, chelas, caña, luca, agarre, tire (o cache), bamba, calabaza… etc. La lista es larga y una buena recopilación la encontré en esta página:

http://www.elbuscapersonas.com.pe/jergas/jergasperuanas.htm

Hay otras más específicas, como la que usan los dateros. ¿Quién sabe, por ejemplo, qué son los números que gritan los dateros a los cobradores? ¿Qué significa ” va sopa”, “ta planchao” o “van paraguayos”? Los delincuentes, obviamente, usan muchas jergas para confundir. Un “punto”, por ejemplo, es una potencial víctima de un asalto.

Precisamente, de los bajos fondos viene una jerga de uso más o menos común y de origen poco conocido. ¿Qué significa “causa”?

Pues sucede hace un par de años que un amigo me contó que cuando uno entra a prisión se le pregunta por qué causa se encuentra allí. De ahi, que las personas que entraron por la misma causa, son automáticamente sus causas.

apristaDe hecho, la definición que da la página que encontré me confirma:

“Causa : (sust.) amigo (deriva de encausados, procesados judicialmente por el mismo delito) De uso frecuente en clase baja.”

Creo que a partir de ahora entiendo mejor por qué existe tal copamiento de apristas en puestos del gobierno: todos son causitas!