Muertos de frío

Hace un par de años, asistí a un Focus Group en el que, primero, observamos varios diarios locales y buscamos cuántas veces aparecía mencionado, si mal no recuerdo, el tsunami en Asia. Luego, se nos pidió buscar cuántas veces aparecían noticias sobre las muertes relacionadas al friaje en la sierra sur. Los resultados deben imaginarlos: una de las conclusiones de ese focus fue que la diferencia entre “la noticia del momento”, el tsunami, y el “problema de siempre” era abrumadora. La noticia del tsunami era más impactante y aseguraría las ventas. Sin embargo, las muertes del friaje se mencionaban poco y en notas generalmente cortas, si se mencionaba el tema.

Eso fue hace 2 años, si no me equivoco durante el segundo semestre de 2007. En ese tiempo, hemos visto el desarrollo de redes sociales como Facebook a niveles de conectividad nunca antes vistos. Hemos seguido con el corazón en la boca la candidatura y victoria del primer presidente afroamericano en EE.UU. Lima fue rota y vuelta a armar (a medias, sin resolver nada), nuestro gobierno firmó sendos acuerdos internacionales con gran pompa y anunciando cifras pantagruélicas y nuestra clase política sufrió un buen remesón con el escándalo de corrupción de los petroaudios. El mundo se paralizó con el advenimiento de una crisis anunciada como la peor desde 1929. Finalmente la amenaza de pandemia generada por el virus A-N1H1 pandemia amenazó al mundo y generó pánico durante cerca de mes y medio.

En ese miemo tiempo, las cosas no cambiaron mucho en muchas comunidades campesinas del sur de nuestro país, donde la posta más cercana etá a al menos una hora de camino a pie. En los últimos dos meses, mientras el mundo contaba los casos de gipe porcina por miles, de los cuales al final murieron unos 90 en total, en la sierra peruana morían, al 25 de mayo, 133 niños por culpa del frío, la mayoría menores de 5 años (visto primero en el Utero). Los medios, preocupados por otros temas, le prestaron muy poca cobertura a este tema.

Por otro lado, el tema de un grupo de chiquillos de un colegio A-1 que llegaron con síntomas de la gripe porcina ocupó varias primeras planas y varias horas de reportajes en TV.

Por eso, yo también me sumo a la campaña del blog El Higado de Aquiles y pongo mi pedacito de hígado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: