Cosas inverosímiles

Hoy tengo la sensación de haber viajado en un medio de transporte decente.

Sucede que esta mañana viajaba en la T, ese bus morado que va de San Juan de Lurigancho a Chorrillos y pasa por Salaverry, y de pronto escucho al cobrador que grita “por si acaso solo paro en paraderos! El próximo es Portillo! Aprovechen!”. ¿Un cobrador anunciando, de hecho, que solo iba a parar en paraderos y para colmo anunciando siempre la siguiente parada para ir avisando a sus pasajeros? Debía estar soñando.

Pero la cereza vino después, cuando un par de paraderos más adelante se produjo la siguiente conversación entre una chica y el cobrador.

– Bajo en la esquina.

– Señorita el paradero es en dos cuadras.

– Le digo que me bajo en la esquina… (como se imaginarán, la chica pegó de gritos, le dijo conchudo, la clásica bronca con el sistema de transportes de este país) … mira lo que me haces caminar!

Fue ahi que el resto de pasajeros intervino, pero no para quejarse del cobrador, sino paraapoyarlo. Llegué a escuchar cosas como “el cobrador está avisando hacer rato señorita” y “camine pues señorita, que es bueno pa su salud”. Feu raro, por primera vez veo lógica en un micro, un cobrador que no se achoró y una pasajera que, seguramente muy malacostumbrada por el mal sistema de transporte que tenemos, tuvo que bajar en el paradero y no en cualquier esquina.

Anuncios

Una respuesta

  1. El hombre es un animal de costumbres dice un viejo dicho. Lo cierto es que, a pesar de que los poderes establecidos nos quieren hacer creer, no existe nada inevitable, nada necesario, nada “natural” en la sociedad. Esta es producto del accionar de los hombres, de sus “practicas”, de sus costumbres. Es, en otras palabras, una construcción humana. Por lo tanto, está dentro de las posibilidades del ser humano el transformarla.
    El problema del transporte es muy amplio, y durante mucho tiempo se vio como imposible de resolver. Pero con firmeza y yendo al fondo del asunto se puede resolver. Personalmente creo que se necesita ir de frente con el tema de la licitación de las rutas, y eliminar esa competencia salvaje por los pasajeros. Mientras no se solucione eso, siempre existirá la tentación de volver a las viejas practicas salvajes de la sociedad.
    Pero un avance es un avance! Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: