La contradictoria lucha del capitalismo contra sí mismo: el narcotráfico.

Una de las definiciones que da Wikipedia sobre Capitalismo es : “El régimen económico en el cual la titularidad de los medios de producción es privada, entendiéndose por esto su construcción sobre un régimen de bienes de capital industrial basado en la propiedad privada“. Es decir, quien tiene dinero, una idea de inversión, insumos y un mercado, puede ser un capitalista. Los empresarios son capitalistas, eso no lo duda nadie.

Siguiendo la misma lógica, podemos analizar el fenómeno exclusivamente capitalista (creo yo) del tráfico de narcóticos. Para empezar, podemos separar dos tipos de narcóticos: los legales y los ilegales. Ambos mueven enormes cantidades de dinero, ambos causan enormes daños, ambos producen adicción. La única diferencia es que unos los podemos conseguir en la tienda o la farmacia (conocida como “droguería” – porque vende drogas- en otros países), y los otros en el mercado negro a través de dealers. Al igual que en cualquier empresa, el mercado negro tiene grandes empresarios o “peces gordos” (a quienes podríamos analogar con mayoristas) y “pymes” (microcomercializadores, “pushers”, intermediarios, etc). ¿Ven? Se trata de lo mismo.

Un narcotraficante es un empresario. Tiene un producto (marihuana, coca, éxtasis, heroína, opio, etc), un mercado (que abarca todo el espectro social, desde el delincuente de los barracones hasta el Presidente de una empresa multinacional, si éste no es también narcotraficante), una logística, una economía… Toda una empresa. Es sorprendente la cantidad de gente implicada, la cantidad de dinero que se mueve y sobre todo la hipocresía de las clases dominantes sobre el tema.

La llamada “guerra contra las drogas” no es más que un gran teatro. Estoy seguro de que quienes abogan por la “erradicación de este mal” no quieren erradicarlo en realidad. Es un negocio que mueve mucho dinero, incluyendo las coimas que se llevan tanto políticos como policías y militares. Una posible teoría acerca de por qué mantener ilegales y “combatir” a algunas drogas, sobre todo la cocaína, la encontré en la película Blood Diamond. Básicamente la idea es que lo ilegal es caro y mientras más encarnizada sea la lucha, más van a subir los precios, beneficiando tanto al traficante como al que recibe su pedazo de torta en coimas. Para ello, hay que aparentar que se hacen avances, pero ¿alguna vez se han puesto a pensar en el pequeño porcentaje que representa la droga decomisada? Es necesario que algunos caigan para, creo yo, dos fines: 1. crear la sensación de que se está luchando contra el narcotráfico y 2. mantener e incluso aumentar los beneficios de quienes invierten en el negocio.

Obviamente, existen personas que realmente se comprometen, tal paladines, a “tan noble lucha”. Sin embargo, creo que en el fondo el sistema no los respalda. Aunque se trate de distintos negocios, creo que se aplica perfectamente una de las líneas finales de Lord Of War. Para quienes no la han visto, la película trata sobre un traficante de armas llamado Yuri Orlov (Nicolas Cage) y en segunda instancia del Agente Valentine (Ethan Hawke), quien finalmente logra capturar a Orlov. En el cuarto en el que es recluido, Orlov suelta esta magnífica línea que describe perfectamente la relación entre los diversos traficantes y los líderes políticos.

The reason I’ll be released is the same reason you think I’ll be convicted. I do rub shoulders with some of the most vile, sadistic men calling themselves leaders today. But some of these men are the enemies of your enemies. And while the biggest arms dealer in the world is your boss–the President of the United States, who ships more merchandise in a day than I do in a year–sometimes it’s embarrassing to have his fingerprints on the guns. Sometimes he needs a freelancer like me to supply forces he can’t be seen supplying. So. You call me evil, but unfortunately for you, I’m a necessary evil.

Personalmente, abogo por la legalización de la Marihuana. Mientras las estadísticas muestren que los problemas del alcohol (droga legal vendida incluso a menores de edad) son más graves y causa más muertes y sufrimiento al año (si no, pregúntenle a todos los inocentes que han resultado perjudicados por culpa de conductores en estado de ebriedad), me voy a mantener firme en esa posición.

Anuncios

Una respuesta

  1. A fumar Faso nomás. Viva Hildegard von bigen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: