Rompiendo tabúes – Todos los seres humanos somos, en principio, iguales.

El ciclo pasado tuve la oportunidad de hacer un trabajo de Opinión Pública sobre la comunidad Gay de Lima. De hecho, en febrero del año pasado tuve la oportunidad de conocer a algunos homosexuales que puedo considerar buenos amigos. Al inicio fue inevitable no tener algunos prejuicios, vivo en una sociedad tan marcadamente homofóbica que fue necesario “romper el tabú”, tomarme unos tragos con ellos y reafirmar lo que todos sabemos: Los homosexuales son personas comunes como tú y yo. Comen, beben, duermen, cagan, saben, y, sobre todo, aman y sufren exactamente igual que el resto de personas en el mundo.

¿Por qué todo este rollo? ¿Por qué “reafirmar” y arriesgarme a ser visto como un homofóbico? Porque el común de la gente no puede asimilar la igualdad entre distintos grupos humanos. Con igualdad no me refiero a que todos somos robots fabricados en serie, sino a que todos tenemos las mismas necesidades bioquímicas, las mismas que nos hacen desear a otra persona, por ejemplo. ¿Y qué si ese “otro” es del mismo sexo? ¿Acaso discriminamos entre quienes prefieren el sexo duro y sin protección con cualquier mujer voluptuosa que se les cruce (1) y aquellos que prefieren hacer el amor con su pareja de siempre a luces apagadas y música clásica (2)? Cito un ejemplo. El 16 de agosto, un día después del terremoto, fuimos a donar sangre al Hospital Rebagliati. En la forma que debíamos llenar antes, había la pregunta ¿Es ud homosexual, o ha tenido encuentros sexuales con personas de su mismo sexo?, pero no recuerdo alguna pregunta parecida a ¿Tiene ud sexo sin protección? o ¿Es ud promiscuo? o incluso ¿Se acuesta ud con prostitutas?. Creo que sería más acertado considerar “grupo de riesgo” a quienes, sin contemplar su opción sexual, no se protegen contra las ETS, que rechazar automáticamente y sistemáticamente a personas homosexuales. Pero es más fácil.

Hay que aceptarlo, vivimos en un país que discrimina, que se escandaliza por la vida privada de sus ciudadanos, que está siempre atento ante el último chisme y trata de sacar el mayor provecho para dañar lo más posible al vecino. Vivimos en un país en que “La Universidad más Grande” trata de apartar a una gran periodista de sus aulas por detalles que nada tienen que ver con su desempeño profesional. Porque un grupo de padres de familia (ni siquiera sus propios alumnos) se escandalizan porque habla abiertamente de sexo, sin tabúes, sin reprimirse. Un “elemento peligroso” porque no tiene problemas con enfrentarse al gigante corporativo, porque no tiene reparos en expresar sus opiniones y denunciar la discriminación.

Este post está dedicado a mi amigo Diego, a quien no he visto en todo el verano. Ojalá me lea y se acuerde de sus amigos straight que lo queremos mucho.

Otras plumas opinan

Una pluma desenvainada –  Homosexuales ¿Abstenerse de donar sangre?

(1) El estereotipo, la utopía del machazo.

(2) Es solo un ejemplo, me gusta jugar con los extremos.

Anuncios

3 comentarios

  1. Me estraña que Esther Vargas no haya mencionado en su artículo de hoy al R.P. Johan Leuridan Huys, decano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, Turismo y de Psicología. Es obvio que él da las órdenes en la Escuela y que, por tanto, está enterado sobre el particular. No deberíamos, pues, omitirlo en este caso. Mejor sería pedirle un pronunciamiento respecto a este atropello.

  2. Gracias por tu comentario
    Yo siempre estoy con un pucho así que me cae perfecto

  3. Muy bueno el blog y el post, me permitió enterarme lo que le paso a la periodista y docente universitaria.Llegué a tu blog porque la abuela de un amigo está internada y necesita sangre, por lo que pude leer en internet, parece que corremos la misma suerte acá en Argentina :(. De todas maneras creo que haré la prueba de ir al hospital, no tengo necesidad de mentir en el cuestionario que te realizan antes de donar. Aunque creo saber que pasará, realmente es una pena que no dejen ayudar a gente y una total discriminación. Bueno, muy bueno el blog, lo voy a seguir leyendo cada vez que pueda. Un abrazo. Leandro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: