La (mala) educación

El problema educativo que tiene el Perú es, sin duda, una de las grandes taras que tiene este país desde hace décadas. El hecho de que cerca del 90% de los docentes que dieron el examen jalaran se debe a que ellos a su vez recibieron una educaión deficiente. Si de 400 mil maestros en el magisterio, 300 mil son egresados de institutos pedagógicos validados por el gobierno, ¿no se puede concluir que el Estado, encargado de educar a la mayoría de docentes, es la causa y la solución del problema? Estamos ante una enorme bola de nieve.

Sin embargo no es del tema del examen, tan mencionado ya, de lo que quiero hablar, sino de las cosas que aprendemos. ¿De qué sirve sacarse 20 si he aprendido de mi papá que botar basura de la ventanilla del carro es normal? ¿De qué me sirve saber muchos datos enciclopédicos si luego no voy a ser capaz de aplicarlos porque no soy capaz de analizar realidades? La educación peruana está basada en el paporreteo, en saber los datos, las fechas y los nombres. Hasta donde estoy enterado (corríjanme si me equivoco) no hay ningún tipo de educación cívica que no vaya más allá de conocer los poderes del Estado, que en el Perú se vota cada 5 años y los símbolos patrios. Es decir, un saludo a la bandera.

Yo tuve la suerte de estudiar en un colegio privado francés, que sin embargo pertenece al Estado Francés. Es decir, yo he estudiado en un colegio estatal extranjero. Mi experiencia me ha permitido hacer un paralelo entre ambos tipos de educación.

Recuerdo, por ejemplo, que en Historia Universal (en francés) la enseñanza se basaba tanto en datos precisos como en el análisis de documentos y testimonios (cartas, apuntes de diarios, fotografías o dibujos, etc) de personajes históricos, tanto importantes como anónimos. Los exámenes se basaban en eso: explicar procesos históricos, lo cual suponía entender los mecanismos que llevaron al desarrollo de ciertos acontecimientos importantes. Por otro lado, en Historia del Perú, dictado por un profesor peruano y siguiendo la currícula Estatal peruana, nos limitábamos a paporretear fechas, nombres y hechos. Y los exámenes eran del tipo “¿En qué fecha llegó Cristóbal Colón a América? ¿Cómo se llamaban los barcos en los que llegó?, etc”.

No pretendo con esto desprestigiar a los profesores peruanos y endiosar a los franceses. Recuerdo que los profes franceses eran intolerantes y bastante pedantes. Lo que quiero recalcar es que ese el tipo de educación que tenemos en el Perú. Mientras seguimos almacenando nombres, fechas y datos, de igual manera seguimos votando por el político más mesiánico sin siquiera conocer lo que propone o si va a ser capaz de cumplirlo y seguimos confiando en que “El Estado/Dios/La Empresa Privada (o la divinidad de su preferencia) proveerá”. Seguimos siendo “mendigos en un banco de oro” porque no sabemos cómo administrarnos, o porque dejamos que otros nos administren.

Es complejo, sin duda. Es un círculo vicioso. Estoy seguro de que ahora los profes que no pasaron el examen van a echarle la culpa al gobierno y viceversa. Va a haber huelga y el Estado va a reaccionar cerrando filas, y los van a llamar “revoltosos”, “perros del hortelano”, “que están en contra del desarrollo del país”, “que hay infiltrados de Sendero”, etc.

Esta pela ya la vi.

Anuncios

3 comentarios

  1. Al parecer lo del examen de los profesores no ha sido un proceso transparente. Al parecer, según leo el día de hoy en la república, se trató de un examen memorístico, en el que los profesores requerían saber un montón de datos que no necesariamente los usaran en sus clases. Creo que el modelo educativo que tenemos es bien arcaico. No necesitamos profesores que sean enciclopedias ambulantes. Necesitamos maestros que enseñen a los alumnos a aprender. Ahora tampoco con este post pretendo defender a los profesores, porque me imagino que la proporción que los realmente son “maestros” debe ser similar a los que aprobaron este examen; pero creo que lo fundamental es darnos cuenta que el Perú requiere una “revolución” educativa radical, es decir que desde la raíz y en cada uno de los sectores que conforman la educación peruana sea transformado hacia un modelo completamente diferente al actual. Y si no lo hacemos estamos fritos, porque en la sociedad del conocimiento, si no tienes gente que sea capaz de producir y crear nuevo conocimiento, no tenemos nada!

  2. No necesariamente un docente que aprobó la evaluación pertinente, se le pueda considerar que está apto para enseñar.

  3. todo cambia, para mi deben sacar a Arguedas, Enrique Lopez Albujar y a Valdelomar de la curricula; mas bien joden a los alumnos con su locura.
    No podemos ser esclavos de esos escritores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: