Calentamiento global: ¿Qué pasa en los andes?


Así como la Costa Verde es todo menos verde, dentro de no mucho nuestra Cordillera Blanca podría pasar a ser todo menos blanca. Según un artículo de El Porvenir, “las montañas andinas de Perú han perdido por lo menos 22% de su superficie glaciar desde 1970 y el deshielo está acelerándose, según el Instituto Nacional de Recursos Naturales (INRENA)”. Esto por efecto del calentamiento global.

El deshielo es un fenómeno que ocurre naturalmente. La Wikipedia, en un muy pequeño artículo define lo siguiente: “El deshielo es la fusión de las nieves y de los heleros como consecuencia del aumento de las temperaturas en la primavera.” Lo que sucede normalmente es que durante el invierno los glaciares se cubren de nieve y hielo y esta se derrite en primavera en un ciclo que se repite, normalmente, año a año. El problema con el calentamiento global es que la continua subida de temperaturas hace difícil un proceso de “re”hielo durante los meses que se supone debieran ser fríos. Así, lo que sucede es que año a año habría menos hielo en los picos.

En un principio esto parece bueno. Si se derrite el hielo tenemos más lagunas y agua para todos. Sin embargo, ¿hasta cuándo puede durar esa agua? ¿hasta 2050? ¿más o menos? Pongamoslo así. Si ya las personas que viven en la periferia tienen que comprar agua a los camiones cisterna a precios que definitivamente lapidan su economía, si se derriten los graciares, nosotros, quienes tenemos agua potable que sale del caño tendríamos que empezar a pagar cada vez más por ella.

En relación al tema, un párrafo de un artículo de 20minutos.es

El círculo vicioso del cambio climático

“El cambio climático es un círculo vicioso en lo que respecta a estos ecosistemas: temperaturas más altas llevan a menos hielo y nieve y ello causa que la tierra y el mar tengan que absorber más luz solar, lo que aumenta aún más las temperaturas”, explicó Christian Lambrechts, de la División de Alerta Previa del PNUMA y uno de los coordinadores del informe.

Los efectos de alcance global incluirán cambios sustanciales en la disponibilidad de agua para beber y para riego, así como un aumento de los niveles del mar, cambios en los patrones de circulación del agua en los océanos, y la amenaza a la supervivencia de especies de flora y fauna que sobreviven en dichos ecosistemas, entre otros.

Los glaciares de la cordillera blanca son nuestra fuente de agua. Tenemos que cuidarla si no queremos que todo este “progreso” económico que venimos viviendo desde no hace mucho no se vaya a la mierda. Tal vez no nos toque a nosotros la peor parte. No somos la última generación sobre la Tierra. Tenemos que pensar a futuro, en nuestros futuros hijos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: