El país no está dividido (eso es lo que nos quieren hacer creer)

Supongo que hay que hacer caso a lo que Pospost dijo sobre las reacciones que se iban a dar a la llegada de Fujimori. Hay que estar alertas al veneno que la prensa chicha va a empezar a emanar, no vaya a ser que nos creamos sus cuentos.

Esta fue la portada del diario (panfleto) La Razón de ayer. Es el mismo diario que todos los días saca titulares del estilo “Chile compra armas y se prepara para la guerra” o “Guerra con Chile es inevitable” (ojo, no sé si se trata de titulares reales, pero más o menos son así sus titulares). Ahora quieren vender la idea de que la llegada de Fujimori va a causar una división y no me sorprendería que un día de estos hablen de la inminencia de una guerra civil a causa del tema Fujimori. Espero estar exagerando.

Y no contentos con eso, hoy Cipriani se mandó a repetir la misma cantaleta que seguramente repetirán todos los fujimoristas: “El país está dividido”. Si un puñado de fujimoristas revoltosos realmente son capaces de dividir a todo un país, entonces estamos perdidos. (Sobre este tema recomiendo leer la opinión de Juan Sheput)

Cipriani dijo, textualmente, “Qué pena contemplar un país polarizado y dividido”. Lo que a mí me da pena son las palabras de Cipriani. Me parece horroroso que un líder religioso, en un país predominantemente católico, intente manipular la opinión de los miles de feligreses que en muchos casos no tienen la culpa (salvo que hablemos de pecado por omisión) de lo que sucede en este país. Total, ¿no era el gobierno quien decía, en cuanto al caso majaz, que “la democracia se practica cada cinco años”?

Por otro lado, opino que los comentarios de Keiko Sofía están fuera de water. Para empezar, pedir que su “papi” sea juzgado en libertad es un atentado a la inteligencia de los peruanos. ¿Cree que somos brutos? Y ahora usa el argumento de que su “queridísimo papi” está viejo y un poco enfermo. Por una vez, los peruanos deberíamos respetar la ley: que ésta es igual para todos, o sea no hay beneficios aunque sea el Rey de la Papa aquel que cometió el delito (no señores, no hay que tomarse literalmente lo de “rey de la papa”). Fujimori debe ser tratado como cualquier reo y debe estar privado de su libertad mientras dure el proceso y más aún si se le condena por los crímenes que presuntamente cometió.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: