Acerca de la hora del pucho

La hora del pucho es una anecdota real, me la contó mi papá la noche anterior a las Bodas de Oro de mis abuelos en Totoritas. Esa noche, junto con mis primos, nos quedamos tomando vino hasta las 4 de la mañana en la terraza de la casa, mientras componíamos una canción para los abuelos. Así, pasó que los cigarros, que no son eternos, se acabaron. Eran las 3 de la mañana, más o menos, y no había tienda, bodega, nada abierto! Por lo tanto empezamos a fumarnos lo que quedaba de las colillas. Así nos enteramos de lo que era “La hora del pucho”

La hora del pucho es precisamente el momento en que se acaban los cigarros y uno recurre a las colillas. El nombre se lo atribuyó a mi abuelo Pepe Amézaga, que en sus años mozos solía quedarse hasta altas horas de la madrugada tocando la guitarra con sus amigos, y cuando los cigarros se acababan era el momento de recoger y acabarse los puchos del cenicero.

No recuerdo las palabras de la canción que le escribimos, salvo por el inicio… “Miraflores del 55, Pez Hermoso reemplazaba corbatas por correas…” Lo que recuerdo claramente fue esa noche de guitarras y vinos, y puchos, y primos, y playa…

Anuncios

Una respuesta

  1. niko: cuando mensionas a tu abuelo pepe, es jose amezaga que en este momento debiera tener 74 años, y es ingeniero?.
    ya que soy un amigo de el, me gusta la musica y la fotografia, tu abuelo vive en miraflores , si es que no se a cambiado…
    si tienes msn, agregame para que hablemos de musica,
    paorysnk@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: